14 de agosto: Fecha clave para la historia de Glew

En el año 1864, el Ferrocarril Sud inauguró la Estación Central en Plaza Constitución, acontecimiento crucial para la aparición del tren en los distintos lugares de la provincia. Y así fue como, un año más tarde, el servicio comenzó a funcionar y, el 14 de agosto de 1865, fue la fecha en la cual el tren paró por primera vez en localidades como Glew. Es decir que pasaron 149 años de este suceso tan importante pues, a raíz de este avance, se fueron conformando las distintas localidades junto al ferrocarril. En el caso de Glew, "con este progreso del tren nacía el viejo pueblo", para luego conformarse las diferentes instituciones glewquinas y , con el correr de los años, ser ciudad.

 

1865, año crucial para la historia del pueblo

Un día de marzo de 1865, don Juan Glew, donó un terreno de su propiedad para las vías y la estación del futuro Ferrocarril Sud.

Meses más tarde, más exactamente en la mañana del 14 de agosto de 1865, a las 10.05 horas, se detuvo el primer tren en Glew (procedente de Plaza Constitución), para luego continuar viaje hasta Jeppener (que se convirtió en “punta de rieles”). El Ferrocarril Sud llegó ese año (14 de diciembre de 1865) hasta Chascomús.

Entonces, cuando la estancia de Don Juan Glew fue cruzada por las vías del tren y se fundó la estación ferroviaria con su apellido, Juan Glew hizo construir un local frente a la estación, donde se estableció un Almacén de Ramos Generales, en la esquina de las actuales Soldi y Avellaneda.

Se puede decir entonces que el origen del viejo pueblo ya se remonta a esta fecha. Lo cierto es que el año 1865 fue todo un año clave para el pueblo: Los trabajos del Ferrocarril Sud, que se habían iniciado el año anterior, alcanzan el fin de la primera etapa que queda inaugurada.

La importancia del ferrocarril

Como en las demás localidades, el avance que generó la llegada del tren a Glew tuvo una valiosa importancia en el posterior desarrollo de la ciudad. Para algunos es simplemente un hecho más, para otros es mayor el significado que genera este día porque consideran que ante este suceso de envergadura, el lugar se estaba integrando a lo que estaba sucediendo en la época, convirtiéndose el tendido ferroviario en la columna vertebral de la economía del pueblo, comenzando todos a adaptarse a ella.

“Pueblo Viejo” y “Pueblo Nuevo”

Desaparecido Juan Glew, su vieja estancia fue alcanzada por el progreso con la entrada de las vías del tren y se fue dividiendo en parcelas que dieron origen al pueblo. De esta manera, sus descendientes dividieron el campo heredado y se adjudicaron diferentes fracciones. La parte del campo dio origen a la primera formación, llamado “Pueblo Viejo” comprendido entre las vías  y Ruta 210. Años después, los terrenos ubicados al este de las vías, dieron origen al “Pueblo Nuevo”.

En definitiva, siempre es necesario conocer un poco más acerca del pasado para poder construir en el presente un futuro mejor. Y no olvidarse que cuidar el patrimonio cultural e histórico de un pueblo es cuidar su identidad.

 

(Más información histórica en próximas notas)

 

Fuentes consultadas: Archivos históricos de la Biblioteca Pablo Rojas Paz –  Archivos históricos de la Biblioteca Popular y Municipal “Esteban Adrogué” 

 

 

 

 

Ultimos Comentarios
  1. carlos

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *