A un año del asesinato de Melisa Tuffner, se realizará un encuentro para recordarla y pedir justicia

A un año del ataque que dejó sin vida a Melisa Tuffner, estudiante de psicología de 22 años vecina del barrio COTEPA de Glew, sigue el reclamo por justicia. Familiares y amigos realizarán una jornada cultural como homenaje este domingo en Glew.

Melisa Tuffner

Hoy se cumple un año del ataque que dejó sin vida a “Mell” como la llaman sus seres queridos, y con el fin de seguir pidiendo justicia, familiares y amigos llevarán a cabo una serie de actividades este domingo en memoria de la joven de Glew.

Por tal motivo, este domingo 24 a partir de las 14, se realizará un encuentro en su memoria, y se expondrá un cartel en homenaje a la joven para que el lugar pase a llamarse “Pasaje Melisa Tuffner”, en el mismo lugar donde se realizó el mural participativo para recordarla, ubicado en Provincia de San Juan e Hipólito Yrigoyen. Vale recordar que en dicho mural, una de sus leyendas  exclama “Melisa Tuffner presente”, mientras que sus allegados no dejan de recordarla como una joven solidaria y comprometida con la sociedad.  Aquel predio de a poco se sigue acondicionando con la colaboración de familiares, amigos y vecinos, todo en memoria de la joven. Es importante destacar que este espacio fue elegido pues es uno de los sectores del barrio que Melisa y sus hermanas anhelaban ponerlo en condiciones.

Por ello, si el clima acompaña, este domingo se realizará una jornada cultural allí mismo, donde habrá algunas bandas musicales. Para quien quiera asistir se pueden acercar al predio ubicado en Av Hipólito Yrigoyen 20300, llevar algo para compartir y pasar una tarde con mate y música mediante, y principalmente acompañando a la familia. En caso de lluvia, estiman que se pospondrá para el siguiente domingo.

El caso de Mell conmocionó a toda la sociedad

Vale recordar que el caso de Melisa Tuffner conmocionó a la sociedad en general: La joven fue apuñalada en la cabeza hace exactamente un año, el 19 de julio de 2015, en la esquina de Gutiérrez y Ascasubi, a pocas cuadras del centro de Glew, cuando se dirigía a colaborar con una muestra en el Espacio cultural de la zona, y falleció a los tres días del ataque. La familia decidió donar sus órganos respetando la voluntad de Melisa.

Por su parte, la familia manifestó en reiteradas oportunidades que  si todos los actores de esta urgencia hubieran actuado con responsabilidad y a tiempo, quizás el desenlace hubiese sido otro. Sin embargo, por lo relatado por la familia, hubo ciertas desprolijidades al momento de la primera asistencia, en el UPA de Longchamps, siendo determinante la demora en la urgencia.

Lo cierto es que en Glew se realizaron varias marchas para recordarla y pedir justicia, ya que en un primer momento no había testigos ni sospechoso de este brutal ataque.

En tanto, mientras la causa avanza aunque con pocas novedades, el único imputado del crimen es un vecino llamado Oscar Sosa, quien continúa con  prisión preventiva hasta que se inicie el juicio que se cree que será en los próximos meses.

 

 

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *