Bomberos de todo el país rinden homenaje a los “héroes” de Iron Mountain

Bomberos Voluntarios de todo el país realizarán hoy un acto para recordar el primer aniversario del incendio que destruyó el depósito que la firma Iron Mountain tenía en el barrio porteño de Barracas y que se llevó la vida de nueve bomberos y un agente de Defensa Civil, durante el cual harán un toque de sirenas a la hora exacta de la caída de la pared que aplastó a los servidores públicos.

bomberos homenaje

Familiares y amigos de las víctimas, funcionarios, legisladores y representantes de todos los cuarteles de bomberos voluntarios del país con sus autobombas, concurrirán a Jovellanos y Azara, donde estaba el depósito siniestrado, para reivindicar la labor de los bomberos en la figura de esos diez servidores fallecidos, quienes fueron elevados a la categoría de héroes.

A las 9.15, hora exacta en la que se derrumbó la pared de más de diez metros y aplastó a los bomberos, las autobombas de los 900 cuarteles de voluntarios que hay en el país tocarán sus sirenas en señal de luto y para recordar a los servidores fallecidos en un acto organizado por el Consejo Nacional de Bomberos Voluntarios.

“Ellos fueron héroes de verdad, dieron su vida por nada, sólo para rescatar papeles” manifestó a Télam Marcela Sánchez, la fiscal que investiga la causa, caratulada como “estrago” y que se encuentra en la etapa pericial a un año de ocurrido el trágico hecho.

A las 8.15 del 5 de febrero del 2014, cuando las llamas ya habían tomado la totalidad del depósito de documentación de Iron Mountain varias dotaciones de bomberos de la Policía Federal y los voluntarios de Vuelta de Rocha y de La Boca acudieron al lugar.

Diez bomberos y rescatistas esperaban poder ingresar por una de las entradas, pero se encontraron con que el portón estaba herméticamente cerrado pero mientras esperaban órdenes y evaluaban la situación, una gigantesca pared de más de diez metros de alto se derrumbó sobre la vereda, consumida por las llamas que superaban con creces esa altura.

El impacto de los escombros acabó con la vida del comisario inspector Leonardo Day; de la subinspectora Anahí Garnica; de los cabos primero Eduardo Adrián Conesa y Damián Véliz; de los agentes bomberos Maximiliano Martínez y Juan Matías Monticelli; de José Luis Méndez Araujo del Cuartel de Bomberos Voluntarios de Villa Domínico.

También de Sebastián Campos y Facundo Ambrosi del Cuartel de Bomberos Voluntarios de Vuelta de Rocha, y del rescatista Pedro Báricolo de Defensa Civil del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

“Todavía es muy temprano para saber si fue un estrago doloso o no, si fallaron los mecanismos electrónicos, si el lugar estaba bien o mal habilitado por el gobierno porteño o si las personas que fallecieron tenían que estar allí o no. Los resultados de las pericias van a develar gran parte de estos interrogantes”, señaló Sánchez.

“Para la semana próxima estará terminada la pericia de la Policía Federal y aún faltan por resolverse la encargada al INTI y dentro de una semana comenzará a trabajar personal de la Universidad Tecnológica Nacional en los peritajes, a quien encomendé los trabajos para tener una visión por fuera de lo que es un organismo público”, afirmó.

En tanto, la fiscal expresó que prefiere manejarse “con mucha cautela y precaución” a la vez que indicó:”Para mí sería muy simple escribir y hallar un culpable con los elementos que tengo, pero no hago política con mi trabajo y menos cuando de por medio hay vidas humanas”.

 

(Télam)

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *