Caso Melisa Tuffner: un vecino, el principal sospechoso

Según trascendió, Oscar “El Buey” Sosa es el principal sospechoso acusado de haber apuñalado a la joven de 22 años del barrio COTEPA, Melisa Tuffner. La estudiante de psicología se dirigía a un espacio cultural de Glew el pasado 19 de julio a colaborar con una muestra cuando fue atacada. El 17 de agosto, Sosa, vecino conocido en el barrio y por la familia de la víctima, se entregó a la policía. Desde entonces se encuentra detenido y a disposición de la Justicia.

Melisa-Tuffner

Según relató el padre de la víctima, Marcelo Tuffner, Sosa había estado presente en la primera marcha organizada en el circuito de Glew donde familiares, amigos y vecinos recordaron a la joven y reclamaron justicia.

Además, el 16 de agosto, un día antes de que se presentara a la comisaría, Sosa fue a la casa de la familia Tuffner para dar el pésame y se lamentó por la trágica muerte de Melisa. “La Policía me preguntó por vos. Dicen que les llegaron algunos comentarios. Te fueron a buscar, pero no te encontraron por ningún lado”, le respondió Marcelo, padre de Melisa.

Un día después de aquel acercamiento a la familia, más precisamente el día en el que se estaba realizando la segunda marcha por “Mel”, se supo que “El Buey” se presentó en la comisaría de Glew y expresó: “Me comentaron que me buscan por el crimen de Melisa Tuffner”. “Vengo a dar explicaciones”, afirmó. Luego, no mencionó más que estas palabras:  “Voy a hablar cuando Dios me lo permita”. Desde aquel 17 de agosto quedó detenido y a disposición de la Justicia.

Por su parte, Marcelo contó a este medio que Sosa es un vecino conocido en el barrio y que siempre estaba por allí. Según relata, sabían que los fines de semana Sosa “andaba en cualquiera”, pero decía que estaba intentando recuperarse, y que seguía el camino de Dios.

Por su parte, Marcelo ya lo había reconocido en un video de la cámara de seguridad privada de un local de la zona donde se muestra a Melisa caminando por la calle Almafuerte al 300 y detrás de ella, se ve a un individuo que la persigue, a unos diez metros. Según relató Marcelo, Sosa tiene las mismas características del sujeto de las imágenes pues reconoció su forma de caminar: en la filmación se observa un hombre con una mano que mueve con dificultad y una cierta renguera.

Desde el entorno, creen que quiso abusar de la joven y por este motivo la habría atacado. Y aunque la autopsia determinó que Melisa no fue víctima de una violación, suponen que el detenido intentó abusar de ella. “Tiene una causa abierta por querer violar a una sobrina en San Fernando. También aparecieron testimonios de chicas que aseguran que las acosó”, relataron fuentes del caso. También, agregaron que ya había estado preso hace un tiempo atrás por robo.

La fiscal de la causa, Mabel Lois, pidió su detención. No obstante, continúa la investigación con la búsqueda de más testimonios y pruebas. Interviene en la causa la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 12 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

 

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *