Cristina Fernández de Kirchner: “Argentina no va a defaultear su deuda y tiene voluntad de negociación, lo que no tiene es voluntad de ser sometida a extorsión”

La Presidenta confirmó que el país afrontará el pago a los bonistas que ingresaron al proceso de reestructuración de deuda, pero dejó en claro que "ningún presidente debe someter a su pueblo a semejante extorsión", al referirse al fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos en favor de los fondos buitre.

La Presidenta confirmó que el país afrontará el pago a los bonistas que ingresaron al proceso de reestructuración de deuda, pero dejó en claro que “ningún presidente debe someter a su pueblo a semejante extorsión”, al referirse al fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos en favor de los fondos buitre.

Además, aseguró: “Argentina no va a defaultear su deuda reestructurada” y el Gobierno adoptará “todos los instrumentos y todas las herramientas necesarias” para hacer frente al pago de los compromisos asumidos con los bonistas que ingresaron a los canjes de deuda de 2005 y 2010 y que explican el 92 por ciento de la deuda que cayó en default en 2001.

En este mismo sentido, mencionó que Argentina “demostró una evidente voluntad de negociar, pero hay que distinguir entre una negociación de lo que es una extorsión”.

De esta manera, la Presidenta ayer habló por Cadena Nacional al referirse a la decisión de la Corte Suprema de EEUU de rechazar la apelación presentada por el país en contra del fallo del juez Thomas Griesa favorable a los fondos buitre.

Cristina dijo que como todo jefe de Estado “se tiene que estar dispuesto a negociar, pero lo que no puede hacer es someter a su país y a su pueblo a una extorsión semejante” como calificó a la acción de los fondos buitres que recurrieron a la Justicia de Estados Unidos para cobrar el 100 por ciento del valor nominal de los bonos en default que tienen en su poder.

Asimismo, Cristina se dirigió “a los argentinos” y “al 92% de los acreedores” que aceptaron los canjes de deuda de 2005 y 2010, subrayando que “la Argentina va a cumplir con sus obligaciones, Argentina no va a defaultear su deuda reestructurada”, y enfatizó la decisión de pagar los vencimientos de deuda previstos con los tenedores de bonos reestructurados.

“He instruido al Ministerio de Economía y a todos los organismos técnicos del Estado nacional para que dispongan de todos los instrumentos y todas las herramientas necesarias para que todos aquellos que confiaron en Argentina, reciban su dinero, los dólares a los que nos hemos compromietido a pagar, con seriedad y responsabilidad”, resaltó la Presidenta.

En relación a lo que significaría para el país cumplir con el fallo del juez Griesa, Cristina indicó que estarían en “condiciones de cobrarle a la Argentina ya y ahora 15.000 millones de dólares, y esto es más de la mitad de la totalidad de las reservas del Banco Central”.

“No sólo es algo absurdo, sino que es imposible que un país destine más del 50 por ciento del total de sus reservas en un solo pago a un acreedor”, expresó Cristina, y advirtió que  además “el otro 92% también puede reclamar el derecho a lo mismo” lo que incrementaría de manera exponencial el monto bajo discusión.

De generarse este escenario, “estaríamos ante la posiblidad más que cierta de que fuera exigida la totalidad de la deuda Argentina y la reestructuración operada en 2005 y 2010 se cayera como un castillo de naipes y con él la República Argentina”, advirtió la Presidenta.

En tanto, la jefa del Estado fustigó el accionar especulativo de los fondos buitre que hoy atentan contra el país y su reestructuración de deuda, pero insistió en la disposición del Gobierno a que “entre a ese canje el 100% de los acredores, ese 7% que todavía falta ingresar”.

En la cadena nacional de ayer, la Presidenta recorrió brevemente el origen de la deuda defaulteada en 2001, cómo se negoció la misma a partir del 25 de mayo de 2003 con la llegada al gobierno del ex presidente Néstor Kirchner y cómo el 92% de los acreedores aceptaron el canje de deuda abierto en 2005 y ampliado en 2010.

Además, puso énfasis en que el 60 por ciento de los bonos reestructurados corresponden al denominado Megacanje, que fue uno de las medidas financieras que terminaron de disparar el default en 2001.

Respecto al fallo en favor de la demanda de los fondos especuladores, la Presidenta expuso que no la sorprendió la decisión de la Corte al entender que “este no es un problema económico, financiero, jurídico, ni legal, (sino que) es la convalidación de un modelo de negocios a escala global que sí se sigue pronunciando va a producir tragedias inimaginables”.

Para Cristina la decisión de la Corte, “está convalidando una forma de dominación mundial financiera de derivados para arrodillar a los pueblos, donde ya no es necesario explotar a nadie, sino que alcanza con la exclusión”.

Si bien la Presidenta no explicitó cuál sería el mecanismo de pago a los bonistas que ingresaron al canje al cerrarse la vía Bank of New York por la ratificación del fallo de Griesa, una opción puede ser la implementación del denominado canje 3, que ya cuenta con  autorización del Congreso luego de que en 2012 diera de baja la denominada “ley cerrojo” que impedía realizar un nuevo canje de deuda.

En ese marco uno de los escenarios pasa por que Argentina decida cambiar el domicilio de pago y el gobierno deberá reunir una mayoría de tenedores para poder avalar el cambio, entre otras cuestiones.

Por lo pronto, se espera que hoy a las 18 el ministro de Economía, Axel Kicillof, brinde una conferencia de prensa con el fin de dar más detalles del “alcance del fallo y las acciones a emprender”.

 

Fuente: Télam

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *