Efemérides 6 de julio: Fallece Juan Glew, estanciero que da nombre a la estación

Un día como hoy en el año 1880 fallece Juan Glew. Por ello hoy se recuerda a este hombre a quien la localidad le debe su nombre por haber sido dueño de estas tierras. Reseña histórica de la vida del estanciero y de estas tierras.

A mediados del siglo XIX esta zona estaba conformada por chacras y estancias, en las cuales vivían sus primeros pobladores.

En 1857, los herederos de Rodger fueron quienes vendieron una estancia que era llamada “New Caledonian” mediante remate que abarcaría el casco histórico a Juan Glew.

Así, Juan Glew, hijo de los ingleses William Glew y Fanny Earl, efectuó la compra de casas, caballos, lanares, durazneros y talas. Estas tierras se conocieron en ese momento como “La Estancia de don Juan Glew”.

En 1864, comenzaron los trabajos del Ferrocarril del Sud a Chascomús que atravesaba una zona poblada por muchos ovejeros británicos.

En 1865, Juan Glew decidió vender  85260 m2 de su estancia para las vías y estación del Ferrocarril Sud y Henry Green fue el comprador como representante de la empresa ferroviaria de Inglaterra. Green pasó los terrenos a Petto y Betts, quienes realizaron la transferencia a la empresa Ferrocarril Sud. La estación fue ubicada en el km 29.18, cercana al casco.

Poco después, el 14 de agosto de ese año, se inauguró la primera sección del FCS hasta Jeppener. Las primitivas estaciones fueron Plaza Constitución, Barracas (Avellaneda), Lomas de Zamora, Glew, San Vicente (A Korn), Domselaar, Ferrari (Brandsen) y Jeppener. Cuatro meses después, el tren llegó a Chascomús.

Es así como la estación adquiere el nombre del primitivo dueño “Glew”.

Por aquellos años, Juan Glew construyó el primer “Almacén de Ramos Generales” en las esquinas de Avellaneda y Moreno.

Padres de Juan Glew

Para conocer brevemente la historia de sus padres, lo cierto es que no existen demasiados datos sobre la llegada al país de William Glew, esposo de Fanny Earl. No obstante, se encontró en el libro de defunciones del cementerio de Victoria que el 11 de enero de 1834 está asentada la inhumación de un “William Glue, nacido en Inglaterra de profesión albañil”. Vale aclarar que en varios miembros de una misma familia el apellido Glew aparecía registrado como “Glue” e incluso “Glu” teniendo en cuenta su fonética.

Luego, al fallecer el padre de Juan Glew, William, la madre de Juan Glew se unió con Edward Seymour.

Vida, familia y negocios de Juan Glew

Poco se sabe de la niñez y juventud de Juan Glew. Si bien son dudosos la fecha y lugar de nacimiento de Juan Glew, lo cierto es que vivió casi toda su vida en este país.

Se conoce que Edward Seymour suplantó a su difunto padre en su formación cultural, económica y religiosa. Hacia 1840 Glew se registró en el consulado Británico como “farmer”, por lo cual se presume que como la mayoría de los ovejeros de la época, arrendaba un campo.

A principios de 1863, Juan Glew se unió a Polonia Ramírez, nacida en 1838, natural de Bs. As. e hija de Isabel Ulloa, la cocinera de la estancia. Tuvieron 5 hijos.

Ya por el año 1866, Glew combinaba sus actividades agropecuarias con inversiones inmobiliarias. Supo ser uno de los socios fundadores de la Sociedad Rural Argentina.

Siguiendo en el tiempo, cabe mencionar que el año 1877 no fue un buen año para Juan Glew pues primero fallece su mujer y en poco tiempo su madre.

Luego, Glew enfermó gravemente. El 5 de julio de 1880 llamó a su casa al escribano Ramón Lago para dictarle su testamento, donde declaraba ser natural de Inglaterra, de 60 años, de religión protestante, con 5 hijos y describe sus bienes. Al día siguiente, 6 de julio, fallece a causa de una neumonía.

La realidad es que a pesar de su origen humilde, Juan Glew trabajó duramente en el campo, llegando a ser un acomodado estanciero y propietario.

De esta manera, esta estación ferroviaria cercana a su estancia a la que había dedicado sus esfuerzos, perpetuó su apellido “Glew”.

 

 

 

Fuentes:

Rieles de acero y caminos olvidados (1865-1910) Epifanio-Marcet

Archivos históricos de la Biblioteca Popular y Municipal Esteban Adrogué

Fotos:

Edmundo Trotha / Museo y Archivo Histórico municipal

 

 

Ultimos Comentarios
  1. sandra
    • admin

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *