El Gobierno estableció un nuevo régimen de operaciones de las líneas ferroviarias

El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, aprobó los nuevos acuerdos para las líneas Roca, Mitre, San Martín y Belgrano Sur. Es para mejorar la calidad de los servicios e incrementar el control sobre las empresas que operan los trenes.

De esta manera,  el ministro del Interior y Transporte aprobó el modelo de Acuerdo de Operación de los Servicios Ferroviarios Urbanos de Pasajeros por el que se dispuso que sean empresas individuales las que operen las líneas Roca,  Mitre, San Martín y Belgrano Sur. En este sentido, quedaron disueltas las Unidades de Gestión Operativas UGOFE y UGOMS que habían sido creadas ante la emergencia de operar el sistema cuando se dieron de baja las concesiones.

Con la entrada en vigencia de los presentes acuerdos, las líneas Roca y Belgrano Sur serán operadas por el grupo Emepa, mientras que las líneas Mitre y San Martín serán operadas por el grupo Roggio.

“Hemos dispuesto un nuevo régimen de operación que obliga a las empresas a presentar planes anuales sobre las frecuencias de los trenes, su mantenimiento, limpieza de estaciones y calidad de los servicios”, aseguró el funcionario en un comunicado de prensa. Al respecto, subrayó: “Creamos un estricto régimen de penalidades para sancionarlos en el caso en el que no se cumplan estas pautas”.

El régimen de penalidades plantea sanciones aplicables rápidamente a las empresas en caso de que existan incumplimientos en la oferta de servicios. Por ejemplo, cuando los trenes sean cancelados o suspendidos; cuando las formaciones contengan coches de menos en los horarios pico; por impuntualidad, por cualquier tipo de interrupción del servicio o por no mantener la limpieza en las estaciones y en las formaciones, o por constatarse falta de seguridad en el sistema.

“Dichas sanciones van desde el equivalente a 200 boletos hasta un máximo de 200 mil pasajes por cada incumplimiento, según la gravedad del mismo”, señaló Randazzo.

Además, se prevén sanciones que incluyen la anulación de los acuerdos de operación en el caso de comprobarse algún incumplimiento en el plan de mantenimiento de trenes, o en la operación del servicio que pusieran en riesgo la vida de los pasajeros o del personal ferroviario.

Por su parte, Randazzo puntualizó además que el régimen prevé incentivos y castigos en función del cumplimiento de objetivos que se trazarán desde la Sociedad Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado (SOFSE), organismo estatal del cual depende la operación de los trenes. “Esto permitirá mejorar la calidad del servicio para los pasajeros. Ese es el principal objetivo de este nuevo régimen de operación del servicio”, añadió.

También, el ministro del Interior y Transporte indicó: “Por pedido de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner encaramos un ambicioso plan de renovación de los trenes del área metropolitana que incluye la llegada de más de mil coches nuevos durante este año, y una fuerte inversión en materia de infraestructura ferroviaria de cambio de vías y renovación de estaciones”.

Fuente: Télam

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *