En el Día Mundial de la Hipertensión Arterial concientizaron sobre sus riesgos  

Con motivo del Día Mundial de la Hipertensión Arterial que se conmemoró ayer 17 de mayo, durante todo el fin de semana se concientizó acerca de la enfermedad ya que “uno de cada seis argentinos es hipertenso y no lo sabe”. Por ello indicaron que “controlar la presión arterial periódicamente es fundamental para salvar vidas".

presión

Durante el fin de semana se concientizó acerca de la enfermedad en el marco del Día Mundial de la Hipertensión Arterial que se conmemora cada 17 de mayo. Para tal fin, los especialistas recomendaron que las personas deben controlar su presión arterial tengan o no los síntomas que se consideran “alertas” como puede ser dolor de cabeza o sangrado en la nariz pues  la presión alta es una enfermedad que puede causar accidentes cerebrovasculares o infartos.

En tanto, los profesionales de la salud advirtieron que “uno de cada seis argentinos es hipertenso y no lo sabe”. Por ello desde el Ministerio de Salud indicaron que “controlar la presión arterial periódicamente es fundamental para salvar vidas”, a la vez que aseguraron que esta enfermedad silenciosa y que no genera síntomas “está presente en el 80 por ciento de las muertes por causa cardiovascular”.

De acuerdo a la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR), efectuada por la cartera sanitaria nacional en 2013, un 34 por ciento de los argentinos adultos (más de uno de cada tres) padece Hipertensión Arterial, es decir, valores de presión arterial por encima de los 140 y 90 milímetros de mercurio. No obstante, sólo la mitad de ellos, es decir, uno de cada seis,  lo desconoce.

“La mitad de la gente que es hipertensa no lo sabe, y solamente entre un 15 y un 25 por ciento de las personas con hipertensión están adecuadamente tratadas”, afirmó el presidente de la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial (SAHA), Fernando Filippini.

Asimismo Filippini  añadió que el objetivo en esta fecha es concientizar y que las personas se comprometan con el cuidado de su salud permanentemente, a la vez que agregó: “Las mediciones ocasionales de la presión arterial no permiten hacer diagnóstico inmediato de hipertensión excepto en casos muy especiales, por lo que se deberá hacer una consulta con el médico, repetir los controles e iniciar estudios si corresponde”.

Factores que inciden en la enfermedad

Aunque no se conoce el mecanismo que desencadena la Hipertensión Arterial, se sabe que algunos factores relacionados con la herencia, el sexo, la edad y la raza pueden incidir en el desarrollo de la enfermedad. Pero además se ve afectada por factores que sí pueden modificarse, como la obesidad, el sedentarismo, el consumo excesivo de alcohol y sal.

En este marco, teniendo en cuenta que el consumo de sal está en relación directa con la mencionada enfermedad, en la Argentina se consumen 11.2 gramos por día, más del doble de las cantidades que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS) que es entre tres y cinco gramos al día.

“Es por ello que debemos estar atentos a la cantidad de sodio que indican las etiquetas de los alimentos y bebidas, ya que estos valores sumados a la sal que se agrega al ser consumidos puede superar los niveles saludables indicados por la OMS, y se estima que el 17.3 por ciento de la población agrega siempre sal luego de la cocción”, detallaron desde la SAHA.

Controlar la Hipertensión

Vale mencionar que si bien es una enfermedad que en general no se cura pero sí puede controlarse llevando un tratamiento regular de por vida para bajar la presión y mantenerla estable. Además se debe agregar en muchos casos una dieta para perder peso y medidas como por ejemplo no abusar del consumo de sal y hacer ejercicio con regularidad.

De esta forma, desde la cartera sanitaria recomiendan a los pacientes hipertensos reducir el consumo de sal, consumir menos productos preparados y en conserva, y no emplear demasiada sal al preparar las comidas.

También se sugiere reducir la ingesta de alcohol, realizar ejercicio físico como pasear, correr moderadamente, nadar o andar en bicicleta, de 30 a 45 minutos, un mínimo de tres veces por semana, y reducir el consumo de café.

Por último, se sugiere consumir alimentos ricos en potasio, como legumbres, frutas y verduras, como así también abandonar el hábito de fumar y seguir una dieta rica en ácidos grasos poliinsaturados y pobre en grasas saturadas.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *