Conocer primero, comprar después

NACIONAL E INTERÉS GENERAL: Saber cuál es el calzado infantil más adecuado, la lata de tomates con menor concentración de bacterias o la leche con el nivel justo de proteínas son datos relevantes para el consumidor a la hora de comprar.


Ing-Brunetto-PDP-INTI-1024x575 - copia

Coordinador del Programa Prueba de Desempeño de Productos del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) , Ingeniero Pedro Brunetto.


El Programa Prueba de Desempeño de Productos del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) trabaja desde el año 2007 en pos de tres objetivos centrales: colaborar en la asistencia técnica de la industria nacional, ayudar en la educación al consumidor, a la vez que apunta a colaborar con los organismos de regulación y control.

“Uno de los objetivos es que el consumidor no sólo compre por precio sino que conozca las aptitudes del producto, si están cumpliendo con las normativas vigentes y con las normas técnicas”, destaca el coordinador del Programa, el ingeniero Pedro Brunetto.

Así, las Pruebas de Desempeño de Productos están destinadas a identificar tendencias en términos de calidad.

Selección de productos

Expertos del INTI eligen los productos más consumidos por los ciudadanos para realizar los ensayos. La seguridad, la salud y el medio ambiente son uno de los temas de interés.
El proceso se inicia desde la compra de un producto hasta el informe público final.

“Llevamos veintena de productos analizados, los cuales se colocan en la página web del INTI y se hacen folletos de difusión más resumido, pero el informe técnico principal con las tablas con mediciones está en internet”, describe a vivoenglew.com Pedro Brunetto. En cuanto a la folletería, es donde se presenta de manera más didáctica el análisis, se comentan los resultados de los ensayos y se hace una orientación al consumidor. Así, el folleto llamado “Saber para comprar” se difunde en escuelas, en el interior del país, en las Cámaras, en las delegaciones del INTI, etc.

De esta forma, el INTI avisa a la población acerca de los atributos de distintos productos y servicios dentro del período en el cual se tomó la muestra. Los informes finales se pueden ver en la página web del INTI http://www.inti.gob.ar/productos/. “Se difunde y a los 90 días se bajan las marcas de internet porque se cree que en ese tiempo pudo haber una modificación o corrección por parte de las empresas”, cuenta Brunetto.

Idas y vueltas del proceso

“Los ensayos los hacemos en laboratorios bajo un sistema de calidad para garantizar los resultados, y una vez que seleccionamos el producto nos reunimos con el centro que va a actuar, para determinar según la normativa vigente qué pruebas y ensayos vamos a hacer”, señala.

Luego, el INTI avisa a las cámaras sectoriales el tipo de pruebas a realizar y se acuerdan los términos en cada caso. “Aceptamos sugerencias donde a veces nos indican la inclusión de alguna marca en particular, o a veces nos piden hacer ensayos de productos que no teníamos previsto”, expresa Brunetto.

Además, agregó: “Esa misma reunión la hacemos con organismos de Defensa al Consumidor y con los organismos de regulación y control que tienen a cargo la regulación de estos productos, a los que les explicamos, escuchamos las sugerencias y de ahí sacamos la totalidad de los ensayos que vamos a hacer”.

Una vez comprados los productos, se deriva al laboratorio que va a hacer el ensayo, hasta que les entregan un informe con los resultados. “Hacemos la estructura del informe, llevamos las tablas de los resultados, luego se lo devolvemos a los centros para que lo revisen y después extraemos cuadros de resultados, es decir que a cada fabricante le enviamos sus resultados, no de los demás, y a la Cámara que nuclea ésto le mandamos un cuadro de resultados general sin identificar las marcas así ellos saben cómo está el sector”, explica a este medio.

Tras el análisis, el INTI avisa al fabricante para que esté al tanto de las observaciones sobre el producto y así la empresa puede hacer su descargo.

Vale resaltar que la mención de las marcas comerciales en el informe público tiene una vigencia de 90 días y luego se retira el nombre porque los resultados obtenidos fueron en un momento determinado y en ese tiempo prudencial los fabricantes ya pudieron haber corregido la falla, en el caso de haberla.

“Existe un buen feedback por parte de las empresas”, remarca el ingeniero. De hecho, con muchas de ellas siguen trabajando porque en algunos casos no sabían que tenían determinados problemas y piden asistencia.

En la piel del consumidor

Para obtener las mercaderías para las pruebas, empleados del INTI guiados por la norma ISO 46 se dirigen a los puntos de venta, simulando el comportamiento del consumidor y luego los analizan en el centro donde tienen la especialidad.
El último producto analizado fue la sidra, informe subido el 25 de octubre y también realizaron análisis sobre tensiómetros, termómetros digitales y lámparas de bajo consumo, entre otros.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *