Festejos en Glew por el subcampeonato de Argentina

Una postal y un video para el recuerdo. Cientos de argentinos, jóvenes, familias con niños y adultos en Glew homenajearon a la Selección pese a la derrota ante Alemania en la final del Mundial Brasil 2014.

 

Como muestra el video, así se vivieron nuevamente los festejos en Glew pero, en esta ocasión, fue para homenajear al Seleccionado argentino quien, a pesar de no conseguir la Copa, hizo lo imposible para llegar a la Final y dar una alegría a los argentinos. La plaza de la estación se pobló con cientos de hinchas que concurrieron con banderas, camisetas y cánticos después del subcampeonato en el Mundial.

Una vez más en la Plaza Houssay, frente a la estación de Glew, se vivió un clima de pura alegría y orgullo. Y el festejo vivido anoche por los glewquinos superó la convocatoria en relación a la anterior fecha cuando Argentina pasaba a la Final del Mundial.

De esta manera, se vieron, por ejemplo, caravanas de autos adornados quienes celebraron que el conjunto de Sabella dejó todo en la cancha y les devolvió la alegría después de 24 años de penumbras. Entre los presentes, no importó que no se consiguiera la Copa del Mundo pues la realidad es que la actuación del equipo de Sabella significó para todos un gran orgullo y valía la pena honrar por ello.

Al contrario de lo que uno pudiera pensar frente a un panorama de derrota en una final del Mundo, los hinchas argentinos aplaudieron, lloraron para luego dar pie a un ambiente de fiesta que se sintió en todas partes.

No obstante, no faltaron unos pocos que intentaron provocar cierto desorden para opacar la fiesta del pueblo de Glew, pero afortunadamente no se tuvo que lamentar heridos como ocurrió en la zona del Obelisco.

Entre los concurrentes, se escucharon frases como “Gracias” y “estamos orgullosos”. Muchos de ellos hacían estallar petardos y fuegos artificiales. Otros hacían sonar sus tambores en tono de festejo. “Soy argentino, es un sentimiento, no puedo parar”, cantaba la multitud.En tanto, otros hinchas manifestaban su dolor por el resultado pero, a la vez, su orgullo por el trabajo cumplido.

Así, el pueblo glewquino agradeció a través de este festejo la entrega del equipo albiceleste pues honraron la camiseta y pusieron mucha pasión en cada partido. No se logró traer la Copa pero los millones de argentinos están sumamente agradecidos de todo lo que dejaron en cada partido. Gracias Selección!

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *