Hallaron muerto al fiscal Nisman

El fiscal federal Alberto Nisman fue encontrado sin vida anoche en el baño de su departamento de Puerto Madero junto a un arma de fuego y un casquillo de bala calibre 22, luego de que su madre ingresara a la vivienda alertada por la custodia del fiscal, quien avisó a la familia sobre la "falta de respuestas" a los llamados.

1

Nisman debía presentarse esta tarde en el Congreso para explicar la denuncia por presunto encubrimiento de ciudadanos iraníes que presentó contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por la firma del Memorando de Entendimiento con Irán, en el marco de la causa AMIA. La reunión había sido convocada para las 15 por la oposición y el oficialismo había confirmado su presencia para el encuentro de comisión.

La noticia de la muerte del fiscal comenzó a circular como rumor minutos antes de la medianoche del domingo y fue la fiscal Viviana Fein, quien ya se encuentra trabajando en la investigación, la que pasadas las 4 del lunes confirmó la noticia a los periodistas que habían montado guardia en los alrededores de la torre Le Parc, donde vivía el fiscal.

“Ha fallecido el fiscal Nisman”, comunicó la fiscal a los periodistas que se habían agrupado sobre la calle Aimé Painé, una de las laterales del complejo ubicado en Puerto Madero, por donde se aprestaba a salir el transporte forense de los bomberos que llevó el cuerpo hasta la morgue donde ya le están realizando la autopsia.

“El fiscal ha sido encontrado muerto. No podemos aventurar pronósticos hasta que la morgue precise la causa determinante. Sí se puede confirmar que había un arma de fuego, calibre 22”, indicó Fein, titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción 45, cuando confirmó el hecho.

Fein señaló que el cuerpo del fiscal había sido “encontrado dentro de la unidad por su madre”, quien fue al domicilio de Puerto Madero y, ante una consulta de la agencia de noticias Télam, comunicó que aún no había tomado declaración indagatoria al equipo que custodiaba al fiscal, pero que lo haría más tarde.

Luego de que la fiscal hablara con los medios, el Ministerio de Seguridad brindó la versión oficial de los hechos a través de un comunicado en el que se anunció que “los efectivos de la custodia de Nisman, pertenecientes a la Policía Federal Argentina, habían alertado a su Secretaría en horas de la tarde de su falta de respuesta a los insistentes llamados telefónicos”.

“Al constatar que el hombre tampoco respondía al timbre de la casa y que el periódico del domingo aún se encontraba en el palier, decidieron notificar a los familiares”, se añadió.

“El fiscal disponía de 10 efectivos de la Policía Federal Argentina para su custodia personal. La custodia entonces recogió a la madre de Nisman en su domicilio y la llevó a la torre Le Parc. Al intentar ingresar, la mujer constató que la puerta se encontraba cerrada con la llave colocada en la cerradura por dentro”, se destacó.

Fue entonces que, según la reconstrucción realizada por la cartera que conduce María Cecilia Rodríguez, los familiares pidieron al personal de mantenimiento del edificio que convocaran a un cerrajero para ingresar al departamento”.

“A primera hora de la noche, la madre ingresó a la vivienda acompañada por uno de los custodios, hallando el cuerpo de Nisman en el interior del baño de su habitación, bloqueando la puerta ingreso al mismo”, se indicó en el comunicado.

Inmediatamente, “se notificó a la justicia de turno” y “ante la presencia del juez Manuel De Campos y de la fiscal Fein, el personal policial logró ingresar al baño”, donde “junto al cuerpo de Nisman, que se hallaba en el suelo, se encontró un arma de fuego calibre 22, además de un casquillo de bala”.

Desde el Ministerio de Seguridad informaron que Berni se constituyó en el edificio para supervisar la aplicación de los protocolos de preservación de la escena del crimen por parte de los servicios de policía científica de la Prefectura Naval Argentina y de la Policía Federal Argentina convocados por los funcionarios judiciales a cargo de la investigación.

La fiscal se retiró del edificio pasadas las diez y, antes de encontrarse con los abogados de la familia del fiscal, confirmó la información que había brindado horas antes y añadió que el fiscal había muerto varias horas antes de que fuera encontrado su cuerpo en el que había rastros de un solo disparo.

Alberto Nisman tenía 51 años y se desempeñaba como fiscal en la investigación del atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), que en 1994 se llevó la vida de 85 personas, un crimen que permanece impune tras veinte años.

 

Fuente: Télam

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *