Ideas y verdades de Olegario V. Andrade

Otra de las calles de nuestra ciudad que nace a tan sólo una cuadra de la estación de Glew Este lleva el nombre de Olegario Victor Andrade en homenaje al poeta, periodista y político nacido el 6 de marzo de 1839.

Olegario Andrade

Otra de las calles de nuestra ciudad que nace a tan sólo una cuadra de la estación de Glew Este lleva el nombre de Olegario Victor Andrade en homenaje al poeta, periodista y político nacido el 6 de marzo de 1839. Varios datos coinciden en que nació en Alegrete, Departamento de Río Grande del Sur, Brasil.

Sin embargo, tuvo una esencia argentina pues el domicilio frecuente de la familia fue en Gualeguaychú (Entre Ríos), y es la ciudad que muchos consideran como sitio natal de Olegario Andrade.

Andrade comenzó a componer sus primeras obras poéticas desde la escuela. Por ello, el 9 de julio de 1848 se destacó al componer una alocución patriótica, logrando la atención del coronel Rosendo Fraga, quien lo recomendó para que siguiera sus estudios al gobernador de la provincia.

De esta manera, Urquiza asumió la protección de este niño que había quedado huérfano y Olegario ingresó al Colegio de Concepción del Uruguay donde fue compañero de Julio A. Roca, Victorino de la Plaza y Eduardo Wilde.

En este colegio Andrade desplegó su gran inspiración literaria, que luego se incorporó en la edición oficial de sus “Obras Poéticas”.

En 1857, cuando terminó sus estudios oficiales, se casó con Eloísa González, uruguaya de Carmelo, con quien tuvo muchos hijos.

Su labor como periodista

Pero luego de la etapa escolar, se trasladó a Buenos Aires para trabajar como periodista y colaborar en el periódico “La Reforma Pacífica”. Luego regresó a Entre Ríos, donde siguió trabajando de la misma profesión.

Su labor quedó plasmada en varios periódicos, como “El Mercantil” y “El Paraná”. También  colaboró con sus artículos en el diario “La América”.

La realidad es que en sus escritos, Olegario V. Andrade pronuncia sus verdades, que no eran aceptadas por los poderes de turno pero que representaban el sentimiento de muchos argentinos.

Su rol en la política argentina

Además de periodista, Andrade fue diputado provincial en Santa Fe en 1859 y mas tarde secretario presidencial de Derqui.

Su trayectoria lo llevó por algunas coyunturas políticas y económicas adversas, pero dejó pruebas tanto periodísticas como literarias de su gran espíritu federal, de su oposición a la política de Mitre y de su mordacidad contra Sarmiento.

Además, se opuso a la guerra contra el Paraguay y a la política de la Triple Alianza.

Su beligerancia política fue decayendo, especialmente cuando el presidente Sarmiento lo designó administrador de la Aduana de Concordia. Él aceptó debido a sus necesidades económicas.

En 1872 el gobierno decretó su destitución y, víctima de calumnias, fue procesado bajo el cargo de administración fraudulenta. Fue absuelto pero pasó algunos años relegado. Luego, Andrade se unió a la política en Buenos Aires de la mano de Avellaneda, a través del Partido Autonomista.

Talento literario

Si bien Andrade ocupó distintos cargos en funciones diplomáticas en Paraguay y en Brasil y accedió en 1878 a una diputación nacional por el Partido Autonomista, no dejó de lado sus talentos literarios y poéticos. Su obra “El nido de cóndores” lo llevó a la cima de su carrera como poeta y adquirió renombre en todo el país. Este poema fue leído en el antiguo Teatro Colón el 25 de mayo de 1877.

Ya en esas fechas su fama como poeta era incuestionable. No obstante, su “Atlántida. Canto al porvenir de la Raza Latina en América”, leída el 12 de octubre de 1881, fue su última llamarada poética.

En abril de 1882 fallece su hija Lelia y ese mismo año, el 30 de octubre muere Olegario Andrade.

Su sepelio fue una muestra del reconocimiento general a su obra. Habló el presidente de ese momento, Julio A. Roca, y recitaron sus composiciones poéticas personalidades del mundo de las letras.

Algunas de sus obras líricas y épicas son:

A Paysandú

Atlántida

El arpa perdida

El consejo maternal

El nido de cóndores

La flor de mi esperanza

Las ideas

La vuelta al hogar

Prometeo

 

 

Fuentes:

 “Obras Poéticas de Olegario Victor Andrade” (Bs. As., Ed. Sopena, 1942)

“Mateo, Juan Manuel. Conmemoraciones” (Bs. As., Ed. Kapelusz, 1945) 

“Santillán, Diego Abad. Historia Argentina” (Bs. As., Ed. Tea) 

“Olegario Víctor Andrade. Legislador, periodista y poeta” (Jorge Oscar Sulé)

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *