Inolvidable jornada de cumpleaños vivieron los niños en el Nidito de Cecilia de Glew

La Asociación Civil Nidito de Cecilia del barrio Gorriti de Glew hace diariamente un arduo trabajo para la comunidad local. En esta oportunidad, días atrás celebraron los cumpleaños de los niños que allí asisten y desde la institución agradecieron a cada uno que colaboró para hacer posible este evento para los más pequeños.

La Asociación Civil Nidito de Cecilia del barrio Gorriti de Glew hace diariamente un arduo trabajo para la comunidad local, la cual abre sus puertas desde 1996 dando no sólo el alimento sino también contención a los niños que asisten como así también a todos los miembros de la familia en general.

En esta oportunidad, días atrás celebraron los cumpleaños de los niños que cumplen desde principio a mitad de año. En tanto, a fin de año se realizará una jornada similar para los demás chicos.

Por su parte, Mirta quiere transmitir su agradecimiento a través de este medio y llevar un mensaje a la sociedad en general: “Que la sociedad en general copie lo bueno, para que sigan ayudando, que sepan que se puede ayudar, compartir y pasar una tarde con los chicos”, reflexionó.

Lo cierto es que desde la institución agradecieron a cada uno que colaboró para que se pueda llevar adelante este evento de cumpleaños para alrededor de 30 chicos, donde cada uno tuvo su esperada torta, haciendo posible de esta manera que los chicos pasaran un hermoso día.

Por su parte, entre los agradecimientos por haber colaborado, desde la institución que preside Mirta se puede mencionar a Gonzalo y Lorena, un matrimonio de la localidad de Banfield que se acercaron al lugar junto a sus hijos para conocer las necesidades del lugar y desinteresadamente donaron abrigo y calzados, como así también donaron las pizzas para dicho evento de cumpleaños, entre otras sorpresas.

Además, agradecen al mayorista Supernova de Glew que donó budines y más golosinas. Asimismo, agradecen a Beto Gari de Glew quien llevó donaciones de ropa, frazadas, además de productos comestibles. Entre más personas, un muchacho de Burzaco se acercó y donó juguetes para ser entregados a los chicos en el día del niño. Tal como resaltan desde el lugar, los padrinos de dicho establecimiento siempre están presentes colaborando , como el doctor Nacho y amigos quienes ayudan siempre a la institución y a los cuales agradecen.

Vale agregar que entre las actividades recreativas que se realizaron durante toda esa tarde, se puede mencionar a Romina y Alejandro quienes llevaron a varios artistas que se dedican a realizar funciones de circo e hicieron posible que los niños disfrutaran de una función inolvidable, a quienes también se les agradece su colaboración de siempre.

Por su parte, el joven Leandro Rodríguez de Glew junto a sus amigos estuvieron presentes. Además, se encargaron de pintar el frente del lugar, compartieron la merienda y juegos con los chicos, además de llevar donaciones.

Donaciones para el Día del Niño

En otro orden, vale destacar que para el día del niño se precisan donaciones de juguetes o golosinas. Por ello, si bien aún hay tiempo,  aquellos que puedan colaborar aunque sea con una ayuda mínima, pueden ir acercándose al lugar ubicado en Eva Perón 751 barrio Gorriti o comunicarse al 02224 424-006, de lunes a viernes de 8.30 a 18.

Actividades: Cuenta cuentos

Por otra parte, la gente del taller “Cuenta cuentos” visita habitualmente el lugar para alegrar a los niños y estarán presentes en el lugar los días 8 de julio y 12 de agosto, en los horarios de 14 a 17hs.  Cabe destacar que para participar de esta actividad recreativa se pueden sumar más chicos del barrio, no solamente los que asisten diariamente al lugar, siendo un lindo proyecto para que todos puedan compartir y participar. Este  proyecto puntual consiste en enseñar a los chicos a cantar coplas, así que es importante que cada uno lleve para armar su caja y la prepararán durante la jornada. (Para tal fin, pueden llevar un tarro redondo de dulce de leche o de helado).

Historia del “Nidito de Cecilia”

Mirta Benítez contó a este medio que la idea de este lugar surgió por el año 1996 en principio para tener en la zona un comedor para los niños que más necesitaban.

Por su parte, Mirta contó que el impulso llegó definitivamente desde el día que su vida cambió por completo, a raíz del fallecimiento de su hija de 13 años por un accidente de tránsito. Tras esta irreparable pérdida, fue así como Mirta se puso al frente de esta institución que desde la década del ´70 era una sociedad de fomento pero que en los ´90 había quedado acéfala.

De esta forma, Mirta quiso hacer algo para los chicos del barrio. Luego de varias tratativas lograron cambiar el nombre a “Nidito de Cecilia”, en memoria de su hija. “Yo siempre quise que el nombre de mi hija no se perdiera, que el lugar tenga su identidad y que sea útil para la sociedad”, resaltó. Actualmente alrededor de 90 niños entre 1 y 12 años asisten al lugar, y siguen adelante por y para ellos.

 

 

 

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *