“Las Mariposas de Villa París” hacia adelante para erradicar la violencia de género

“Las Mariposas de Villa París” es una organización comunitaria de mujeres de Glew que luchan para erradicar la violencia de género en el barrio. Este grupo que se ocupa de realizar diferentes actividades para mejorar la autoestima y motivar la autovaloración, también necesita la ayuda de la comunidad. Estarán este viernes 25 de julio a las 14 en el hall de la estación de Glew para concientizar sobre este tema que involucra a toda la sociedad.

Es importante conocer sus comienzos ya que, como cuenta su referente Miriam Machaca, el grupo de mujeres se congregó hace seis años, luego se autoconvocaron como “Las Mariposas de Villa París” hace cuatro, mientras que hace dos años que se reúnen en un espacio situado en Alfonso XIII 2230, entre Yapeyú y Mendoza, del barrio Villa París.

Asisten tanto mujeres adultas como adolescentes de distintas nacionalidades, y entre ellas no existen las distinciones. Actualmente se reúnen todos los lunes de 14 a 16 para charlar sobre todos los proyectos que pueden llevar a cabo en conjunto. La mayoría de las mujeres que asisten son de Glew pero también de otras localidades. La organización es abierta a toda la comunidad, así para quien necesite, las encontrarán allí todos los lunes.

Además, la agrupación brinda charlas en distintos lugares e instituciones, a la vez que acompañan y participan de marchas donde se reivindique la lucha de la igualdad de género, como son los temas que atañen a la trata y el aborto.

En tanto, los días 25 de cada mes se juntan en el hall de la estación de Glew para concientizar a la mayor cantidad de personas posible sobre el tema, como será este viernes a las 14. Así, la idea es hacer un homenaje todos los 25, no solamente el 25 de noviembre que se conmemora el Día internacional de la No Violencia Contra la Mujer.

Conociendo más de cerca a Las Mariposas

Desde sus inicios, “Las Mariposas” comenzaron con la idea clara de trabajar en materia de género en un barrio humilde situado entre Glew y Longchamps, y cada día siguen más firmes luchando por la causa.

Lo cierto es que es una organización hecha puramente a pulmón, es decir que no cuentan con  subsidios o sostén de otras organizaciones. Si bien reciben alguna esporádica donación y la colaboración de alguna institución, no es suficiente para seguir funcionando. Es por ello que realizan actividades con el doble fin de recolectar fondos y, a la vez, trabajar en pos de mejorar la  autoestima.

Por su parte, una de las personas comprometidas con la causa y con la organización, la cantante local Marta Pirén, expresó: “Hay gente que está muy alejada de lo que pasa alrededor… Lo que  queremos es avivar a las mujeres, a las madres, no conocemos todos los casos que existen de violencia pero suceden todo el tiempo”.

En este sentido, la idea central de la asociación es detectar la violencia de género en sus amplios aspectos, como es la violencia de la pareja, o los derechos vulnerados de mujeres pobres en salud, educación, alimentación y vivienda.

“Nos sentimos bien, es una casa para nosotras, nos extrañamos si no nos vemos, somos familia”, exclaman las Mariposas, a la vez que coinciden en que esperan los lunes para venir. “Es el día para nosotras, venimos sin falta”.

Si bien relatan que a veces están un tanto cabizbajas siempre buscan algo para hacer. De hecho, a menudo las invitan para participar de diferentes jornadas, organizan ferias, y siempre están proponiendo y realizando nuevas actividades, como por ejemplo es el aprendizaje de distintas danzas.

Si nos remontamos a sus inicios, la iniciativa nació cuando en aquel barrio ya existía un grupo de mujeres en una murga y, como allí empezaron a involucrarse también las mamás de los chicos que participaban, decidieron convocar a Miriam Machaca, trabajadora social y vecina del barrio para que las ayude a coordinar el trabajo de Las Mariposas y, desde ese instante, jamás se detuvieron.

De esta manera, este grupo se fue conformando con profesionales, estudiantes, amas de casa, madres solteras, abuelas, en su mayoría provenientes de la toma de tierras lindante, donde muchas necesidades no están satisfechas.

Cómo funcionan las ferias

Por ejemplo, los primeros domingos de cada mes organizan ferias americanas en su espacio, mientras que los segundos domingos llevan a cabo la feria de micro emprendimientos en la Plaza Eva Perón de Villa París, frente a la escuela N°37.

Esta última llamada “Feria de Las Mariposas” en general se realiza a partir de las 11 del mediodía, donde, entre otras cosas, hay feria americana, venta de comida, artesanías y shows artísticos, con juegos, música y humor para toda la familia, mientras que convocan a los artesanos de la zona para que puedan tener su stand. En tanto, ambas ferias se suspenden por lluvia.

En tanto, la finalidad de estas ferias es otra, además de vender lo que ellas hacen: Es el hecho de  poder transmitir información sobre el tema a toda la comunidad. Y es por esta razón que los eventos que organizan son para todos: Así, se incluye a toda la familia.

Ayuda para el merendero

Allí también funciona un merendero donde asisten diariamente más de 40 chicos, para el cual precisan colaboración. “A veces no tenemos para el té  pero lo costeamos nosotras, y se hace difícil”, coinciden las mujeres.

De todas formas y como sea, el merendero funciona todos los días. Por este motivo, es bienvenida la donación aunque mínima, sea harina, leche, etc. No obstante, lo más importante es la presencia de quien pueda acercarse.

Apoyo escolar

“El grupo de jóvenes Los Wilkas tiene una actividad acá los sábados, vienen al merendero, hacen alguna actividad recreativa, apoyo escolar, pero también hace falta gente que venga  todos los días”, agregan.

Es por este motivo que necesitan personas que puedan asistir para brindar apoyo escolar a los niños todos los días, ya que ahora solamente pueden ofrecerlo una vez por semana.

Talleres gratuitos

En este sentido, también realizan talleres de tejido, huerta, baile folklórico boliviano y próximamente baile folklórico argentino. Todas las actividades son gratuitas.

Actualmente, a la par funciona una cooperativa de panadería, y a través del Ministerio de Desarrollo de la Nación, se están gestionando micro créditos para las mujeres que allí asisten.

Por qué se llaman “Mariposas de Villa París”

El nombre de la organización resulta de un homenaje a las hermanas Mirabal, asesinadas un 25 de noviembre en República Dominicana por luchar contra el gobierno dictatorial de su país. Ellas en su clandestinidad, se hacían llamar las Mariposas. Hoy, en esa fecha se conmemora el Día internacional de la No Violencia Contra la Mujer.

Por ello es que, en homenaje a ellas, empezaron a erguirse a fines de noviembre de 2010 “Las Mariposas de Villa París”, quienes trabajan con niños, niñas, adolescentes y mujeres de este humilde barrio dentro del dispar distrito de Almirante Brown.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *