Niños con necesidades especiales: “Una bendición en la vida de otros”

Escrito por: Betyluz, Escritora de Parque Roma, Glew, Buenos Aires, Argentina. Un niño llamado "diferente"

ManosAgarradas

”Para el mundo tal vez seas una persona, pero para una persona tú puedes ser el mundo”, del libro Conectando vidas.

Escrito por: Betyluz, Escritora de Parque Roma, Glew, Buenos Aires, Argentina.

(Dedicado a padres o familias que viven una situación parecida, que se identifican con este dolor. Este escrito espero que sea útil para entender que no estamos solos).

Convivir largas noches tensas, opacas,
viendo crecer a ese niño que todos llaman “diferente”.

Muchas veces esperando un milagro que tarda pero llega en su momento justo, nunca antes.
Nadie puede predecir si una persona en cualquier situación será feliz.

Entonces, ¿Quiénes somos nosotros para juzgar y negar ese derecho a otra persona?
A decir verdad son diferentes: Están llenos de ternura, ingenuidad, amor.
Están puestos por Dios cada uno en un lugar, seleccionado por el creador de la vida.
Te cambian el mundo para siempre.

Su amor es como una llama encendida que nunca se apaga.

“Debemos dejarlos pertenecer al mundo en el cual fue determinado cada uno”.

El dolor humaniza a las personas.

Las hace crecer, comprender.

Ya no se quejan por insignificancias.

Aprender el verdadero valor de la vida que es “honrarla”.

El amor no tiene longitud ni comodidades, sólo avanza derrumbando obstáculos.

 Saltando murallas, renovando fuerzas sacadas muchas veces de la debilidad que cada ser humano tiene.

Y así se vive el día a día.

El camino no es fácil.

  Lágrimas derramadas desbordarían un lago de lágrimas.

Después se trasforman en aceptación.

Ahí es donde se comienza a desarrollar la fe
que mueve la mano  de Dios,

ese Dios todopoderoso que siempre nos da su incondicional amor,

al igual que cuando nosotros miramos a nuestros hijos, que es el amor más grande.

¿Cuántas veces hacemos responsable al creador de la vida de todo lo que nos ocurre?

Las preguntas ¿Por qué a mí? Y… ¿Por qué no? ¿Acaso no estamos en este mundo? Nadie está libre de que le sucedan cosas mientras permanecemos en él.

El dolor que tenía en el alma era tan grande que no me cabía en el cuerpo, no podía entender, y siempre volvía sobre la misma pregunta ¿Por qué?

Y después de muchas reflexiones, búsqueda interior, crecimiento emocional, aceptación, cambié mi pregunta y  ahora es ¿Para qué?

Hasta que un día encontré la respuesta: El amor y la superación es aquello que te da la salida día a día.

Te enseña a ser fuerte y tener fe.

Superar los problemas y ver la posibilidad de vivir aceptándola como es y no como debería ser.
La fe siempre está, sólo que a veces está adormecida. Tienes que activarla y verás grandes cambios.

‘‘El poder real proviene de dar poder a los otros”

Sin rencores, ni reproches transformé mis quejas, mi llanto, mi rabia y muchos sentimientos que me dominaban en comprensión, amor, humildad, humanidad.

Primero para mi vida y luego, como un mensaje de superación para el prójimo canalizada en este escrito.

Betyluz, Escritora de Parque Roma, Glew, Buenos Aires, Argentina.

Quienes deseen contactarse con la escritora pueden ingresar a su Facebook

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *