Parroquia Santa Ana y los frescos de Raúl Soldi

Historia de la Parroquia de Glew y la obra del Maestro Soldi.

 

 

La historia de la Parroquia Santa Ana comienza hace dos siglos. Con el aumento de la población se hace necesario tener una Capilla propia, ya que los feligreses debían trasladarse a Ministro Rivadavia o San Vicente para celebrar las Misas y los Bautismos.

Los terrenos fueron comprados por J. M. Blanco y P. Pico a Carlos Glew en 1887, y así fueron pasando por otros dueños, hasta que finalmente son adquiridos por el Cura Vicario de Almirante Brown, Padre Manuel Miguens.

Gracias a la acción de la Sra. Vicenta del Castillo Calvo, comienza la construcción de la Capilla. A su fallecimiento,  el matrimonio Ezeiza sigue con la obra; y con el esfuerzo de todo el Pueblo, en el año 1905 se inaugura la Iglesia, bajo la advocación de Santa Ana.

La nueva Capilla, era atendida por el Padre Joaquín; celebrándose los primeros bautismos y casamientos en 1935. En 1941 llegan a Glew los Misioneros Franciscanos, entre ellos el P. Jerónimo Kadlec, quien se convierte en Vicario de Santa Ana. En 1953 el Padre Joaquín inaugura el Colegio Parroquial Santa Ana.

En 1957, la Capilla se eleva a la categoría de Parroquia, subsidiaria de la Diócesis de Lomas de Zamora creada ese mismo año  y cuyo primer Obispo fue Mons. Filemón Castellano. En 1960 llega a Glew el Padre Julián Gómez, primer párroco del pueblo hasta su muerte en 1979. Luego del Padre Julián, asume el Padre Jorge Bazán, hasta 1992. Desde entonces, el Padre Roberto Scali nos acompaña como Pastor y guía de esta comunidad.

Desde sus inicios Glew ha crecido a pasos agigantados, y con el Pueblo, nuestra Parroquia que está ubicada en Raúl Soldi y Aristóbulo del Valle. Hoy la Parroquia cuenta con ocho Capillas que representan la presencia de Dios en cada barrio.

 La obra del Maestro Raúl Soldi

La Capilla Santa Ana alberga una de las joyas más importantes de la pintura argentina: la obra del Maestro Raúl Soldi, quien plasmara, durante veintitrés veranos la vida de Santa Ana (madre de la Virgen María y abuela de Jesús) como si hubiera transcurrido en el ambiente rural y pueblerino del Glew de siglo XIX. De esta manera, desde el año 1953 comienza a pintar la Parroquia Santa Ana de Glew.

Se trata de 12 pinturas, murales y frescos, confeccionadas sobre las paredes de la Capilla, que manifiestan variedad de estilos artísticos combinados mediante técnicas clásicas y modernas que Soldi ha sabido emplear con maestría. Por su extensión y versatilidad puede considerarse ésta como una obra sumatoria del autor, debido a la gran diversidad de estilos que se ven aplicados. El maestro expresó aquí todo su genio, pero también su fe.

En la actualidad es un templo más que centenario, en el que diariamente se celebra la liturgia donde hombres, mujeres, niños y ancianos celebran su fe. Esta es la casa de Dios y puerta del cielo en Glew.

 

Información proporcionada por Comunidad Parroquial

 

Ultimos Comentarios
  1. Veronica

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *