Se cumplen seis meses del asesinato de Melisa Tuffner y continúa el pedido de justicia

A medio año del ataque que dejó sin vida a Melisa Tuffner, estudiante de psicología de 22 años vecina del barrio COTEPA de Glew, sigue el reclamo por justicia.

Melisa Tuffner

Se cumplen hoy seis meses del ataque que dejó sin vida a Melisa Tuffner y su familia reitera el pedido de justicia.

Cabe recordar que el único acusado por el asesinato continúa en prisión y se estima que este año será juzgado.

No obstante, según lo consultado con Marcelo, el padre de la joven de Glew, evalúan el hecho de iniciar los trámites correspondientes para denunciar por negligencia a la Unidad de Pronta Atención (UPA) de Longchamps y a los médicos de esa institución que la atendieron aquel día, pues consideran que también tendrían responsabilidad en la muerte de Meli.

Por ello, la familia cuestiona las irregularidades desde el momento del ataque hasta que llegó al segundo lugar de atención sanitaria. “Si nos ponemos a analizar desde que se cayó supuestamente, porque en realidad fue atacada, hasta que llegó al Hospital Sirio Libanés, pasaron una serie de negligencias”, manifestó Marcelo.

En tanto, el padre de la joven reconoce que si todos los actores de esta urgencia hubieran actuado con responsabilidad y a tiempo, quizás el desenlace hubiese sido otro. Sin embargo, por lo relatado por la familia, hubo ciertas desprolijidades al momento de la primera asistencia, siendo determinante la demora en la urgencia.

“Quiero que alguien se haga responsable”,  reclamó el papá de la joven asesinada en Glew, Marcelo Tuffner, manifestando nuevamente que “si aquel día cuando Mel llegó al UPA la hubieran atendido correctamente desde el primer momento quizás era otro el desenlace y podrían haberle salvado la vida”.

En tanto, Marcelo, padre de Melisa, contó a este medio que no tienen quejas del segundo lugar a donde fue trasladada Mel, el Hospital Sirio Libanés, y además ahí mismo es donde le advirtieron que lo que tenía Melisa no era un golpe producto de una caída, sino que allí le confirmaron que a su hija la habían atacado. De todas formas, cuando se logró el traslado al Sirio Libanés después de varias horas de producido el ataque, lamentablemente ya su cuadro era irreversible.

Único acusado continúa detenido

El caso de Melisa Tuffner conmocionó a la sociedad en general: La joven fue apuñalada en la cabeza hace exactamente seis meses, el 19 de julio de 2015, en la esquina de Gutiérrez y Ascasubi, a pocas cuadras del centro de Glew, cuando se dirigía a colaborar con una muestra en el Espacio cultural de la zona, y falleció a los tres días del ataque. La familia decidió donar sus órganos respetando la voluntad de Melisa.

Desde entonces, se realizaron en Glew marchas para recordarla y pedir justicia, ya que en un primer momento no habían testigos ni sospechoso de este brutal ataque.

Sin embargo, antes de quedar detenido, un vecino conocido por la familia y por los vecinos de la zona, Oscar “el Buey” Sosa, estuvo presente en la primera movilización, y aproximadamente un mes después se acercó a la casa de la familia a dar el pésame.

Luego de la segunda marcha realizada en Glew, “el Buey”, finalmente se entregó a la dependencia policial local y, desde aquel día, se encuentra detenido y a disposición de la Justicia.

En tanto, el Juez de Garantías de Lomas de Zamora Jorge López dictó el año pasado la prisión preventiva a Sosa, único imputado por el asesinato de Melisa Tuffner, y pasará este tiempo hasta que se inicie el juicio en prisión.

 

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *