Vecinos de Glew hicieron oír sus reclamos ante autoridades municipales

Vecinos autoconvocados de Glew marcharon ayer al Centro de Monitoreo y Operaciones de Adrogué y luego a la Municipalidad de Almirante Brown para pedir por obras de infraestructura y mayor seguridad.

marcha1

Bajo las banderas de “Glew está olvidado”, decenas de vecinos se acercaron a Adrogué para hacer oír las distintas demandas vecinales y entregar otros dos petitorios a las autoridades municipales, uno relativo a seguridad y el otro a infraestructura. Anteriormente ya venían presentando petitorios con 4 mil firmas, desde hace ya 3 años, sin respuestas concretas.

Por un lado, se eligió un representante de cada barrio presente y se consiguió en el momento una reunión con el responsable del área de Seguridad Ciudadana, Marcelo Fila, quien no recibió el petitorio firmado por los vecinos de Glew, y argumentó que lo que respecta a la cantidad de efectivos y móviles, es responsabilidad de la Provincia.

Luego, Fila contó que ya está en funcionamiento el destacamento policial de Kanmar, el cual cuenta con 14 efectivos y un móvil para brindar protección a los barrios Gendarmería, Kanmar y alrededores de la Plaza Almafuerte. En tanto, los vecinos solicitaron en la reunión un móvil más para patrullar la zona.

Más tarde, los vecinos fueron recibidos por el Subsecretario de Infraestructura, Ing. Luis Carusso, y el Director General de Obras y Vialidad, Ing. Guillermo Jibaja, quienes atendieron las demandas de los vecinos aceptando el petitorio relativo a esta área.

En este sentido, el Ing. Jibaja comentó que entre los actuales trabajos, se colocará a partir de la semana entrante las capas asfálticas a las calles que poseen cordón cuneta a lo largo de Miguel Cané, y entre las próximas obras, también comenzarán a colocar cordón cuneta en calles del barrio Parque Ipona como son Laferrere y Joaquín V. González.

La lucha continúa

Luego de largos años de reclamos, los vecinos al menos fueron escuchados por algunos representantes de la comuna. Lo cierto es que los vecinos se manifestaron agotados de luchar ante los problemas con los que conviven a diario.

Una vecina del barrio Almafuerte tiene su local en aquel barrio y manifestó haber pensado cerrar ya que vive con miedo debido a la cantidad de robos padecidos en el negocio.

Otro de los vecinos llamado Pablo del barrio Gendarmería expresó que la seguridad viene de la mano de la realización de obras de infraestructura, por lo cual opinó que, como la mayoría de las calles de Glew son intransitables, esto favorece al delito, pues no se hacen patrullajes por estas calles por el mal estado de las mismas.

En tanto, las personas presentes coincidieron en seguir pidiendo por más obras de envergadura ya que muchos viven hace más de 30 años en Glew y no ven grandes mejoras.

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *