Vecinos de la Plaza San Martín de Glew trabajan por un espacio digno “de todos y para todos”

En esta última jornada en la plaza San Martín realizada el domingo se disfrutó de un espectáculo de Circo con Gringo Viejo, una muestra de Reanimación Cardiopulmonar (RCP) con Bomberos de Glew, y como actividad principal se llevó a cabo una jornada de donación de sangre para los pacientes del hospital Garrahan. Por su parte, los vecinos de esta Plaza emblemática de Glew contaron a vivoenglew.com la colaboración que realizan a diario para mantener la plaza en buenas condiciones, y cómo organizan las jornadas recreativas y solidarias domingo de por medio en este espacio público querido en la comunidad local.

En esta última jornada en la plaza San Martín realizada el domingo se disfrutó de un espectáculo de Circo con Gringo Viejo, una muestra de Reanimación Cardiopulmonar (RCP), simulacro y buffet con Bomberos de Glew, y como actividad principal se llevó a cabo la jornada exitosa de donación de sangre de la mano de la ONG Compromiso Ciudadano para los pacientes del hospital Garrahan.

Pero para recordar la historia de la plaza, es cierto que siempre tuvo la característica de ser cuidada por los mismos vecinos. De hecho, hace aproximadamente 20 años se formó una comisión vecinal y la plaza se mantenía cuidada, con juegos donde disfrutaba toda la familia.

Según relatan los actuales vecinos, años después de esa linda época, siguió un tiempo en que la plaza empezó a estar en una especie de estado de abandono, con formación de algunos basurales y con poca mantención. Vale recordar que las fiestas del día de Glew cada 12 de octubre se realizaban en este espacio, pero con el tiempo fue tomando más protagonismo el circuito ciclístico de Glew y más eventos se comenzaron a hacer en dicho circuito. Y si bien es la plaza oficial de Glew, estuvo abandonada por mucho tiempo.

Nuevo impulso

Sin embargo, desde octubre del año pasado comenzó un impulso nuevo. La plaza comenzó a estar más iluminada y más colorida con nuevos juegos. Es por ello que este espacio verde comenzó nuevamente a llenarse de niños y familias, más aún en el verano. Ya a esa altura, alrededor de febrero, los vecinos de la plaza ya habían decidido mantenerla mediante una limpieza diaria.

La verdadera razón tuvo que ver con copar la plaza de cosas buenas. Por ello, un grupo de vecinos de alrededores de la Plaza, decidieron empezar a mantenerla limpia, surgiendo de manera espontánea el anhelo de ver la plaza en óptimas condiciones. Vale resaltar el compromiso asumido por estos vecinos de manera desinteresada.

Vale destacar también que estos vecinos de la Plaza presentaron un proyecto a través del Programa llamado Presupuesto participativo para ampliar las instalaciones de la plaza, con más juegos para chicos más grandes, juegos integradores para chicos con discapacidad, equipo de salud, instalación de nuevos bancos y demás pedidos.

Domingos diferentes en Glew

Hace unos meses atrás, a este grupo de vecinos se les ocurrió darle forma a los domingos de Glew. ¿Si ponemos un inflable entre los vecinos? Fue la pregunta que se hicieron y siguieron por ese camino. Fue así como juntaron el dinero entre todos, alquilaron un inflable para un domingo, mientras que otra persona colaboró con el sonido. Así fue como a fines de marzo organizaron juegos de postas y los presentes pudieron disfrutar de una grata tarde en la plaza. Debido a la buena aceptación, se volvió a repetir al siguiente domingo, y se fue acercando gente inclusive de localidades vecinas, en especial por encontrar en esta una plaza cuidada y un cálido ambiente familiar.

Para sumar a la causa, se realizaron folletos que los empezaron a repartir los domingos a modo de campaña de prevención y de cuidado de la plaza. Previamente a todo esto, se conversó con la Delegación de Glew para que estén al tanto de lo que se estaba llevando adelante en la plaza y de los temas a resolver.

De esta forma, la gente empezó a conocer más esta plaza, a la vez que encontró un lugar limpio y decidieron seguir concurriendo en mayor medida los fines de semana logrando una buena respuesta de parte de la gente. A partir de entonces, decidieron realizar estas jornadas recreativas los domingos cada 14 días.

Para aquellos que quieran saber más sobre las diferentes jornadas y más cuestiones vinculadas a la plaza pueden ingresar a la Página de Facebook Yo amo a la Plaza San Martín.

El trabajo con instituciones locales

También de manera espontánea surgió el vínculo de estos vecinos con distintas instituciones de Glew. Es por esta razón que se pusieron en contacto diferentes profesores de distintas disciplinas tanto del Espacio Cultural Gringo Viejo, como de la Casa de la Cultura La Volanta y voluntarios de la Parroquia. Así, a través de iniciativas personales por el bien común fueron dando forma a los domingos de Glew.

Ya por el mes de mayo, La Volanta les propuso realizar una jornada solidaria en conjunto con la ONG Compromiso Ciudadano en el marco de una campaña de difusión sobre la importancia de la donación de sangre.

Por ello, aquel domingo hubo información al respecto, además de disfrutar de espectáculos de folclore y demás actividades que realizan a diario en La Volanta. Luego, siguió la jornada propiamente dicha de donación de sangre para los pacientes del Garrahan, para después continuar con los shows del Espacio Gringo Viejo. Y desde aquel Espacio cultural, les propusieron seguir asistiendo para alegrar las tardes de los chicos en la plaza. Así fue como, por ejemplo, el Día del Niño hicieron un espectáculo circense, y la plaza se llenó de grandes y chicos.

La importancia de la Bandera de la plaza

Por otra parte, para aquellos que recuerdan la plaza, en su mástil flameaba siempre una gran Bandera: Esa misma bandera que un vecino en una oportunidad la salvó de ser robada. Después de una serie de idas y vueltas, la bandera se encuentra en la delegación. Si bien los vecinos quieren recuperarla y que siga flameando en la Plaza, por el momento, un vecino tuvo el buen gesto de comprar otra bandera, y el domingo pasado los Bomberos se encargaron de colocar la bandera donada por este vecino de la zona.

El antiguo Tobogán, un símbolo de la plaza

Por su parte, vale recordar que el señor Roberto Valls fue quien había donado en su momento el emblemático tobogán que siempre estuvo en la plaza, siendo el atractivo del lugar por mucho tiempo.

Por ello, otra de las cuestiones importantes para no perder el sentido de identidad en la plaza era recuperar el antiguo Tobogán, símbolo de la plaza San Martín. El año pasado lo habían sacado por una reglamentación de la empresa de los juegos nuevos. Sin embargo, estos vecinos manifestaron que aunque sea pueda volver a colocarse en otro sector de la plaza.

La novedad es que se logró que este tobogán, luego de varios pedidos vecinales al centro comunal, se lo pueda llevar nuevamente a esta plaza, que hace un año atrás fuera desinstalado al colocar los nuevos juegos. Si bien los vecinos contaron que hay que reparar algunas de sus partes, la noticia es que se van a estar organizando entre este grupo para poder volver a instalarlo de manera responsable y segura, en lo que también participará el coordinador del centro comunal para dar su visto bueno.

En definitiva, además de realizar la limpieza diaria, este grupo de vecinos velan por el cuidado de los juegos y desarrollan jornadas recreativas para contar con un espacio público digno y apto para la recreación de hijos, nietos y vecinos, y el descanso de los fines de semana para los más grandes.

 

 

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *