Zulema Ozon: “No existe algo en el partido más prestigioso que la Fundación Soldi”

Vivoenglew.com recorrió la Fundación Soldi junto a su directora artística Zulema Ozon, para seguir dando a conocer las grandes obras que el Maestro le regaló a la ciudad de Glew.

¿Por qué es considerado el partido de Almirante Brown como “la Ciudad de las artes y las ideas”? Por lo menos en lo que a Glew respecta, uno de los grandes motivos es que “no existe nada en el partido más prestigioso y jerárquico que la Fundación Soldi”.
Y es así ya que no es ni más ni menos el lugar preciso elegido por el gran Maestro Raúl Soldi para alojar allí sus numerosas y bellísimas obras. Y esto no significa que al genio argentino de la pintura le sobraron obras para regalar sino que muchas de ellas él nunca quiso vender por cuestiones afectivas y prefirió donarlas a la ciudad glewquina.
Ahora bien, este fue el terreno elegido por el pintor que tanto amó Glew y luchó por este lugar. De todas formas la pregunta del millón es ¿Para qué Soldi habrá hecho toda esta gran obra aquí y no en otro lugar? No lo podemos saber con certeza pero la representante y directora artística del lugar, Zulema Ozon nos ayuda a entender que “esto nos pertenece y debemos asirnos de este lugar para preservarlo”.
Y justamente para resguardar este tesoro que nos dejó el gran pintor, los Amigos de la Fundación Soldi, entre los que se encuentran los hijos de Soldi, Daniel y Diego, son quienes permitieron que la Fundación siguiera adelante y no anularon la donación que el artista realizó a la ciudad de Glew sino que conservaron el legado de Soldi tal cual él decidió.
Lo mismo sucede con la disposición de las obras en la Fundación ya que todo está puesto en el orden que él quiso que estuviera. Zulema cuenta que “Soldi fue 12 años contemporáneo de este lugar, no fue hecho portmortem, lo hizo él, lo disfrutó y durante los años 1983 y 1985 el mismo Soldi era quien abría las puertas de su casa a los visitantes”.
“Soldi es el artista plástico argentino que más obras donó”, cuenta Zulema. Y a Glew, aparte de las 60 obras de la Fundación y de la Biblioteca Popular, el artista puso en marcha todo su arte al servicio de la capilla Santa Ana donde pasó 23 veranos para terminar los trece frescos que hoy se pueden apreciar en las paredes de la Parroquia, los cuales representan la historia de Santa Ana, madre de la Virgen María.
Y como si fuera poco, Soldi le regaló un teatro a la Fundación donde se realizan cotidianamente distintos espectáculos y se dictan clases de teatro.
En muchas de sus pinturas retrató a sus amigos, hijos, amigos de sus hijos y demás personas que acompañaron su carrera. Y lo que es más, Raúl Soldi fue amigo del escritor tucumano Pablo Rojas Paz y en honor a él construyó la Biblioteca Popular tan conocida por los glewquinos que lleva su nombre. “Soldi decía que su mayor obra fue la biblioteca”, resalta Zulema.
Con la humildad de los grandes, Soldi la nombró “Fundación Santa Ana”, pero luego de su fallecimiento su esposa e hijos decidieron ponerle el nombre de su creador y por eso se la conoce como “Fundación Soldi”.
La realidad es que no existe otro pintor que haya llevado tanta gente al Palais de Glace como Soldi pues sólo en una muestra llevaron 300 mil personas. Es que Soldi era el pintor de la clase media, realizaba con sus obras homenajes a todas las artes, y por ello y mucho más es uno de los artistas más queridos y reconocidos por toda la sociedad.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *